El impacto de la crisis financiera europea en México

  • El impacto de la crisis financiera europea en México

  • 3 February 2012 by admin 0 Comentarios

Para entender realmente los retos que enfrenta el sistema financiero mundial, y en especial la zona euro, es necesario dar una revisión a los orígenes de la crisis, que aunque parezca increíble comenzó desde la unificación de la zona euro.

Europa, desde épocas de la posguerra, ha mostrado diferenciales de productividad entre los países del centro (Holanda, Alemania, Francia, Gran Bretaña) y los países de la periferia europea (España, Italia, Portugal, Grecia entre otros); los cuales eran resueltos mediante devaluaciones constantes de las monedas de los países de baja productividad. Con la creación del Euro, se estableció una tasa de cambio común lo que eliminó el mecanismo de compensación de los diferentes niveles de productividad, derivando esto en una competencia entre países con grandes niveles de desigualdad en productividad. Esto trajo consigo crecimientos descontrolados de los déficits fiscales de los países de la periferia.

Estos déficits se presentaron por las bajas tasas de interés, y gracias a éstas, fueron financiados fácilmente. Países como Grecia y España recibieron grandes cantidades de dinero por parte de instituciones financieras de Alemania, Francia, Gran Bretaña, Bélgica y Holanda. Lo anterior, derivó en una burbuja de crédito en el sector privado que permitió tasas de crecimiento muy altas y que no serían sostenibles en el largo plazo para los países de la periferia europea. Esta burbuja se mantenía gracias a la hipótesis basada en que el crecimiento económico de los próximos años en Europa pagaría la deuda sin ningún problema. Lamentablemente la crisis de 2008 agravó la situación económica mundial, generando recesiones de gran impacto y prolongada duración, que redujeron las exportaciones alemanas hacia la periferia europea y redujeron el crecimiento esperado. Por lo cual, las finanzas públicas de los países de la periferia europea se vieron en graves problemas, de los cuales aún no pueden salir, ya que Alemania era su principal acreedor.

En México la crisis europea ha comenzado a generar síntomas de desaceleración económica. A pesar de esto, Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico), expresó que es difícil que se presente una crisis como la que tienen los países europeos. Se tendrían que añadir una serie de eventos de gran magnitud para que el sistema financiero nacional, y a su vez la economía, se contagiaran de los problemas presentes de las economías avanzadas. Entre ellos:
• Empeoramiento de la crisis de deuda en Europa, traería problemas de liquidez en los mercados financieros mundiales, lo que generaría incertidumbre y una fuerte caída de capital para las economías emergentes.
• Reducción del crecimiento en la economía estadounidense podría tener efectos considerables sobre la actividad económica nacional, la cual basa su comercio exterior con el vecino del norte.

Es importante señalar que México cuenta actualmente con Reservas Internacionales que, aunadas a la línea de crédito por parte del Fondo Monetario Internacional, suman casi 200 mil millones de dólares, según fuentes publicadas por Banxico. Con las cuales se puede afrontar de buena manera cualquier problema financiero ocasionado por los desequilibrios de los países europeos.

En la cuestión interna, el país ha mantenido controlada la inflación, principal meta del banco central (3%), además de mostrar un gran equilibrio en las cuentas externas y un sistema financiero bien desarrollado y profundo. Todo lo antes mencionado servirá como herramienta para enfrentar cualquier problema económico en un futuro inmediato.

Carstens ha dejado claro que la estabilidad y la confianza en el ámbito macroeconómico “son condiciones necesarias pero no suficientes para garantizar un crecimiento sostenido y rápido”.

Escrito por Alejandro Méndez Quirarte
31 de enero de 2012

Acerca de admin

  • Ver todos los artículos deadmin

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.

Puedes utilizar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>